Cómo usar las fresas en la cama

Las fresas son una fruta deliciosa y versátil que se puede utilizar de muchas formas en la cama para mejorar la intimidad y el placer sexual. En este artículo, exploraremos diferentes maneras de usar las fresas en el ámbito sexual, desde el juego previo hasta los juegos eróticos más atrevidos.

📰 Tabla de Contenidos

Juego previo con fresas

El juego previo es una parte importante de cualquier encuentro sexual y puede ser una excelente manera de incorporar las fresas. Puedes comenzar frotando suavemente una fresa en los labios de tu pareja, alternando entre morderla y chuparla. Esto puede generar sensaciones placenteras y despertar el deseo sexual.

Recuerda: es importante asegurarte de que tu pareja no tenga ninguna alergia a las fresas antes de comenzar a jugar con ellas en la cama. Si no estás seguro, es mejor preguntar o probar en una pequeña área de la piel antes de usarlas de manera más intensa.

1. Masaje erótico

Una forma sensual y erótica de usar las fresas en la cama es realizar un masaje corporal. Puedes aplicar aceite de masaje con aroma a fresas en el cuerpo de tu pareja y luego usar las fresas para deslizarte suavemente sobre su piel. Esto puede ser extremadamente excitante y provocar sensaciones intensas en ambos.

Además, puedes jugar a morder ligeramente las fresas mientras masajeas a tu pareja, añadiendo un toque de juego y coqueteo al momento. Recuerda que el objetivo es disfrutar y explorar nuevas sensaciones juntos.

Te puede interesar:  Cuáles son las infusiones afrodisíacas

2. Comer las fresas

Otra forma sencilla de incorporar las fresas en la cama es simplemente comerlas. Puedes alimentar a tu pareja con fresas frescas, fresas bañadas en chocolate o incluso fresas con crema batida. Esto puede ser una experiencia sensual y erótica, ya que involucra el placer de comer y el placer sexual al mismo tiempo.

Consejo: puedes probar diferentes formas de comer las fresas, como lamerlas o mordisquearlas delicadamente, para añadir variedad y mantener el juego interesante.

Juegos eróticos con fresas

Además del juego previo, las fresas también se pueden utilizar en juegos eróticos más atrevidos. Estos juegos pueden ayudar a intensificar la excitación sexual y la conexión íntima entre la pareja.

1. Vendaje de los ojos

Una forma emocionante de usar las fresas es vendar los ojos de tu pareja y luego usar una fresa para acariciar su cuerpo. Al no poder ver, tu pareja se verá obligada a concentrarse en las sensaciones táctiles y esto puede aumentar la excitación sexual. Además, puedes sorprender a tu pareja mordiendo ligeramente la fresa en diferentes partes de su cuerpo, creando un juego de sensaciones y emociones.

2. Escenario de fresas y crema batida

Otro juego erótico con fresas es crear un escenario de fresas y crema batida en la cama. Puedes untar crema batida en diferentes partes del cuerpo de tu pareja y luego colocar fresas en la crema. Luego, puedes degustar las fresas junto con la crema batida, creando una experiencia sexual lúdica y placentera.

Nota: asegúrate de limpiar bien la piel después del juego para evitar infecciones o irritaciones.

Preguntas Frecuentes (FAQs)

¿Qué hacer si mi pareja tiene alergia a las fresas?

Si tu pareja tiene alergia a las fresas, es importante evitar su uso en la cama. Sin embargo, aún puedes explorar otras formas de juego previo y juegos eróticos sin el uso de las fresas. La comunicación abierta y sincera es clave para encontrar alternativas que sean seguras y placenteras para ambos.

Te puede interesar:  Cómo ayudar a un hombre a mantener una erección - disfrutad al máximo

¿Dónde puedo comprar fresas frescas?

Las fresas frescas se pueden encontrar en la mayoría de los supermercados, mercados de agricultores o tiendas de productos orgánicos. También puedes considerar cultivar tus propias fresas en un jardín o maceta si tienes el espacio y los recursos necesarios.

¿Puedo usar otros alimentos en lugar de las fresas?

Sí, puedes experimentar con otros alimentos en lugar de las fresas si así lo deseas. Algunas opciones populares incluyen el uso de chocolate, miel, nata montada o incluso frutas como uvas o cerezas. La clave es encontrar alimentos que sean seguros y agradables para ambos.

Conclusión del tema

Las fresas son una excelente manera de agregar un toque de diversión y sensualidad a tus encuentros sexuales. Desde el juego previo hasta los juegos eróticos más atrevidos, las fresas pueden ayudarte a explorar nuevas sensaciones y conectar más íntimamente con tu pareja. Recuerda siempre comunicarte y respetar los límites de tu pareja para disfrutar al máximo de estas experiencias.

Esperamos que este artículo te haya brindado ideas creativas y excitantes para usar las fresas en la cama. ¡Diviértete explorando y disfrutando del placer que estas deliciosas frutas pueden brindar en el ámbito sexual!

Hasta la próxima, ¡saborea la pasión y disfruta del momento!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información