Las mejores posturas sexuales si estoy gordita

El sexo es una parte importante de la vida para muchas personas, y no debería verse limitado por el tamaño o la forma del cuerpo. Si estás gordita y te preocupa que esto afecte tu vida sexual, ¡no te preocupes! Hay muchas posturas sexuales que son perfectas para las personas con cuerpos más llenitos. En este artículo, vamos a explorar algunas de las mejores posturas sexuales para las personas gorditas, y cómo pueden ayudarte a tener una vida sexual plena y satisfactoria.

📰 Tabla de Contenidos

Posturas sexuales para las personas gorditas

A continuación, te presentamos algunas de las mejores posturas sexuales para las personas con cuerpos más llenitos:

1. La cuchara

La cuchara es una postura sexual perfecta para las personas gorditas, ya que permite una penetración profunda mientras se mantiene una posición cómoda. Para practicar esta postura, tú y tu pareja deben acostarse de costado, uno detrás del otro. Tu pareja puede penetrarte desde atrás mientras ambos se abrazan y se acurrucan. Esta postura es ideal para una estimulación suave y sensual.

2. El misionero con las piernas elevadas

El misionero es una postura clásica que puede adaptarse fácilmente para las personas gorditas. Para practicar esta variación, acuéstate boca arriba y eleva las piernas hacia el pecho. Tu pareja puede arrodillarse frente a ti y penetrarte. Elevando tus piernas, se crea una sensación de mayor penetración y estimulación. Además, esta postura permite un contacto visual más intenso.

Te puede interesar:  Cuáles son las posturas sexuales que queman más calorías

3. El perrito

El perrito es una postura muy popular y versátil que puede adaptarse a diferentes tipos de cuerpo. Para practicar esta postura, colócate a cuatro patas mientras tu pareja te penetra desde atrás. Esta postura permite una penetración profunda y también permite que tu pareja acaricie otras partes de tu cuerpo, como tus senos o tu clítoris. Además, esta postura también puede reducir la presión sobre el abdomen, lo que la hace ideal para las personas con cuerpos más llenitos.

4. El vaquero

El vaquero es una postura sexual en la que la mujer se coloca encima del hombre, controlando el ritmo y la profundidad de la penetración. Para practicar esta postura, siéntate sobre tu pareja mientras él está acostado boca arriba. Puedes apoyarte en tus rodillas o en tus pies para tener más estabilidad. Esta postura permite un mayor control y también puede ser beneficiosa para las personas gorditas, ya que reduce la presión sobre el abdomen.

5. El borde de la cama

El borde de la cama es una postura perfecta para las personas gorditas, ya que permite un fácil acceso y una penetración cómoda. Para practicar esta postura, siéntate en el borde de la cama y coloca tus pies en el suelo. Tu pareja puede colocarse de pie frente a ti y penetrarte. Esta postura permite una penetración más profunda y también permite que tu pareja acaricie otras partes de tu cuerpo, como tus senos o tu clítoris.

Preguntas frecuentes (FAQs)

¿Puedo practicar estas posturas si tengo problemas de movilidad?

¡Claro que sí! Las posturas sexuales que hemos mencionado son adaptables y pueden ajustarse según tus necesidades y limitaciones. Si tienes problemas de movilidad, puedes utilizar almohadas o cojines para apoyarte y asegurarte de estar cómoda durante el acto sexual.

Te puede interesar:  Cómo reconquistar a tu ex pareja

¿Son seguras estas posturas para mí?

Sí, estas posturas son seguras siempre y cuando te sientas cómoda y no experimentes ningún tipo de dolor o malestar. Recuerda comunicarte con tu pareja y asegurarte de que ambos estén disfrutando y se sientan cómodos en todo momento.

¿Qué otras posturas puedo probar?

Además de las posturas mencionadas, también puedes probar el misionero con las piernas abiertas, el 69 modificado o el abrazo apretado. La clave es experimentar y encontrar las posturas que mejor se adapten a ti y a tu pareja.

Conclusión del tema

A fin de cuentas, ser gordita no tiene por qué limitar tu vida sexual. Hay muchas posturas sexuales que son perfectas para las personas con cuerpos más llenitos. Desde la cuchara hasta el perrito, el vaquero y el borde de la cama, hay muchas opciones para explorar y disfrutar. Recuerda siempre comunicarte con tu pareja, experimentar y encontrar las posturas que te hagan sentir más cómoda y placentera. ¡No dejes que el tamaño o la forma de tu cuerpo te impidan disfrutar del sexo al máximo!

Esperamos que este artículo te haya sido útil y te dé ideas para explorar nuevas posturas sexuales. ¡Diviértete y disfruta de tu vida sexual al máximo!

Hasta la próxima, y recuerda siempre ser creativo y original en tu vida sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información