Qué tener en cuenta al hacerme un piercing genital

El piercing genital es una práctica cada vez más popular en la modificación corporal. Al igual que cualquier otro tipo de piercing, requiere precauciones especiales y cuidados adicionales debido a la ubicación y sensibilidad de la zona. Si estás considerando hacerte un piercing genital, es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos para garantizar una experiencia segura y satisfactoria.

📰 Tabla de Contenidos

Selección del estudio y el profesional

Antes de someterte a cualquier tipo de modificación corporal, es fundamental investigar y elegir cuidadosamente el estudio y el profesional encargado de realizar el piercing. Asegúrate de que el estudio cuente con las licencias y permisos necesarios, además de cumplir con las normas de higiene y esterilización. El profesional debe tener experiencia y formación específica en piercings genitales para garantizar un procedimiento seguro y exitoso.

Investiga y pide recomendaciones

Investiga en línea y consulta opiniones de otras personas que hayan pasado por la misma experiencia. Busca estudios con buenas reseñas y reputación. Pide recomendaciones a amigos o conocidos que hayan tenido piercings genitales. Escuchar experiencias de otras personas puede ayudarte a tomar una decisión más informada y confiable.

Visita el estudio personalmente

Antes de tomar una decisión final, visita el estudio en persona. Observa las instalaciones y asegúrate de que estén limpias y ordenadas. Presta atención a la forma en que el personal interactúa contigo y resuelve tus dudas. Si sientes alguna señal de desconfianza o inseguridad, es mejor buscar otro estudio.

Elección del tipo de piercing

Existen diferentes tipos de piercing genital, cada uno con características y requisitos específicos. Es importante que investigues y consultes con el profesional cuál es el tipo de piercing más adecuado para ti, teniendo en cuenta factores como la anatomía, tus preferencias personales y los cuidados posteriores que requerirá. Algunos de los tipos de piercing genital más comunes incluyen:

  • Piercing del clítoris
  • Piercing del capuchón del clítoris
  • Piercing del frenillo del prepucio
  • Piercing del glande
  • Piercing de los labios mayores o menores
Te puede interesar:  Cómo tener relaciones sexuales después de un aborto

Cada uno de estos tipos de piercing tiene sus propias ventajas y consideraciones, por lo que es importante que consultes con el profesional y te informes adecuadamente antes de tomar una decisión.

Cuidados posteriores

Después de hacerte un piercing genital, es necesario seguir una serie de cuidados posteriores para garantizar una buena cicatrización y prevenir posibles complicaciones. Algunos de los cuidados más importantes incluyen:

Limpieza adecuada

La limpieza adecuada es fundamental para prevenir infecciones y promover una cicatrización adecuada. Lava el área con agua tibia y jabón suave, evitando productos químicos fuertes o irritantes. Enjuaga bien y seca suavemente con una toalla limpia. Aplica una solución salina estéril o un producto recomendado por el profesional para mantener el área limpia y libre de bacterias.

Evitar el contacto con fluidos corporales

Evita el contacto con fluidos corporales durante el proceso de cicatrización. Esto incluye evitar las relaciones sexuales, la masturbación o cualquier actividad que pueda introducir bacterias o irritar el área. Sigue las recomendaciones del profesional sobre cuánto tiempo debes evitar el contacto sexual y cualquier restricción específica.

Uso de ropa suelta y transpirable

Usa ropa suelta y transpirable para permitir que el área respire y reducir la fricción. Evita la ropa ajustada, especialmente prendas de materiales sintéticos que puedan irritar la piel. Opta por prendas de algodón que absorban la humedad y eviten la acumulación de bacterias.

Evitar el agua de piscinas o jacuzzis

Evita sumergirte en piscinas, jacuzzis o cualquier cuerpo de agua durante el proceso de cicatrización. El agua puede contener bacterias que aumenten el riesgo de infección. Espera hasta que el profesional te indique que es seguro volver a sumergirte.

Te puede interesar:  Cómo saber si mi novio me miente

Preguntas Frecuentes (FAQs)

¿Es doloroso hacerse un piercing genital?

Sí, el proceso de perforación puede ser doloroso debido a la sensibilidad de la zona genital. Sin embargo, el dolor varía de persona a persona y depende del umbral de dolor individual. El profesional utilizará anestesia local para minimizar el malestar durante el procedimiento.

¿Cuánto tiempo tarda en cicatrizar un piercing genital?

El tiempo de cicatrización varía según el tipo de piercing y la persona. En general, los piercings genitales tardan entre 4 y 12 semanas en cicatrizar por completo. Durante este tiempo, es esencial seguir los cuidados posteriores recomendados para evitar complicaciones.

¿Puedo tener relaciones sexuales con un piercing genital recién hecho?

No se recomienda tener relaciones sexuales con un piercing genital recién hecho. El área necesita tiempo para cicatrizar adecuadamente y cualquier actividad sexual puede aumentar el riesgo de infección o retrasar la cicatrización. Sigue las recomendaciones del profesional y espera hasta que esté completamente cicatrizado antes de retomar la actividad sexual.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de un piercing genital?

Al igual que cualquier otro tipo de piercing, las complicaciones de un piercing genital pueden incluir infección, sangrado excesivo, rechazo del piercing o dolor crónico. Es fundamental seguir los cuidados posteriores recomendados y mantener una buena higiene para reducir el riesgo de complicaciones.

Conclusión del tema

El piercing genital puede ser una forma de expresión personal y una experiencia única. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertos aspectos antes de tomar la decisión de hacerte uno. Investiga y elige cuidadosamente el estudio y el profesional, consulta sobre los diferentes tipos de piercing genital y sigue los cuidados posteriores recomendados para garantizar una experiencia segura y satisfactoria. Recuerda siempre escuchar a tu cuerpo y buscar ayuda profesional si experimentas cualquier complicación o problema.

¡Anímate a explorar nuevas formas de modificación corporal y disfruta de tu piercing genital con responsabilidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información