Cómo tener sexo en la piscina

como tener sexo en la piscina

El sexo en la piscina es una fantasía muy común para muchas parejas. La combinación del agua, el sol y la intimidad puede ser extremadamente excitante. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos aspectos antes de aventurarse a tener relaciones sexuales en este ambiente. En este artículo, te daremos algunos consejos para disfrutar de esta experiencia de forma segura y placentera.

📰 Tabla de Contenidos

La preparación previa

Antes de lanzarte a tener sexo en la piscina, es necesario hacer una preparación previa que incluya tanto aspectos físicos como emocionales. En primer lugar, asegúrate de que la piscina esté limpia y en buen estado. Vacía el agua si es necesario y límpiala adecuadamente. También es importante tener en cuenta la temperatura del agua, ya que si está muy fría puede ser incómodo o incluso peligroso.

En cuanto a la preparación emocional, es esencial hablar con tu pareja sobre tus deseos y límites. Establecer una comunicación clara y abierta es fundamental para que ambos se sientan cómodos y seguros durante la experiencia. Además, es importante tener en cuenta que el sexo en la piscina puede ser visto por otras personas, por lo que es recomendable buscar un lugar discreto o tener en cuenta las normas del lugar.

Posiciones sexuales en la piscina

Una vez que estés preparado física y emocionalmente, puedes comenzar a explorar diferentes posiciones sexuales que sean adecuadas para este entorno. A continuación, te presentamos algunas ideas:

  • La posición de la silla flotante: Esta posición consiste en que la mujer se siente en el borde de la piscina con las piernas abiertas y el hombre se coloca frente a ella. Esta posición permite una penetración profunda y un gran contacto visual.
  • La posición del misionero invertido: En esta posición, la mujer se coloca boca arriba en el agua mientras el hombre se sitúa de pie frente a ella. Esta posición permite una penetración más profunda y un mayor control por parte del hombre.
  • La posición del cucharón: Esta posición consiste en que ambos se acuesten de lado en el agua, con la mujer de espaldas al hombre. Esta posición permite una penetración más suave y un mayor contacto corporal.
Te puede interesar:  Posición del salto del tigre para hacer el amor

Consejos de seguridad

El sexo en la piscina puede ser una experiencia emocionante, pero también conlleva algunos riesgos que es importante tener en cuenta. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para asegurarte de que esta experiencia sea segura:

  1. Utiliza preservativo: Aunque estés en el agua, sigue siendo necesario utilizar preservativo para protegerte de enfermedades de transmisión sexual y evitar un embarazo no deseado.
  2. Ten cuidado con los resbalones: El agua puede hacer que el suelo de la piscina sea resbaladizo, por lo que es importante tener precaución para evitar caídas o lesiones.
  3. No te sumerjas completamente: Es recomendable no sumergirse completamente en el agua durante el acto sexual, ya que puede dificultar la respiración y aumentar el riesgo de ahogamiento.
  4. Mantén la hidratación: El agua de la piscina puede deshidratar la piel y las mucosas, por lo que es recomendable mantenerse hidratado bebiendo agua antes, durante y después del acto sexual.

Preguntas frecuentes (FAQs)

¿Es seguro tener sexo en la piscina?

Sí, siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias. Es importante utilizar preservativo y tener cuidado para evitar resbalones o lesiones.

¿Cuáles son las mejores posiciones sexuales para la piscina?

Las mejores posiciones sexuales en la piscina son aquellas que permitan una penetración cómoda y segura. Algunas opciones son la posición de la silla flotante, el misionero invertido y la posición del cucharón.

¿Puede el agua de la piscina causar infecciones?

El agua de la piscina puede diluir la lubricación natural del cuerpo, lo que puede aumentar el riesgo de irritación o infecciones. Por eso es importante utilizar preservativo y mantener una buena higiene antes y después del acto sexual.

Te puede interesar:  Cómo rechazar a alguien sin hacerle daño

Conclusión del tema

El sexo en la piscina puede ser una experiencia muy excitante y placentera si se toman las precauciones necesarias. Es importante prepararse adecuadamente tanto física como emocionalmente y utilizar preservativo para protegerse de enfermedades de transmisión sexual. También es recomendable buscar un lugar discreto y tener en cuenta las normas del lugar. ¡Disfruta de esta experiencia única y refrescante!

Esperamos que este artículo te haya proporcionado información útil y te anime a explorar nuevas formas de disfrutar de tu sexualidad. ¡Diviértete y cuida siempre de tu bienestar!

¡Hasta la próxima, y que tus aventuras acuáticas sean siempre emocionantes y seguras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

🍪 Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia en nuestra web. Más Información